1970-1985 PRIMEROS HALLAZGOS

Desde esta época (1970) se diseñaron las primeras estrategias teóricas y metodológicas para el registro y documentación de las zonas rupestres y con ello impulsar el estudio de la historia y la cultura nacionales. En esta primera etapa se discutieron los diversos aspectos teoricos y con ello se organizaron las primeras formulaciones de las fichas de trabajo de campo, los primeros criterios y procesos de estudio del estudio de las tradiciones etnohistóricas (cronistas y viajeros) y se inició la revisión de los trabajos de los historiadores, de los investigadores en el tema especifico y en arqueología de la región.

El resultado alcanzado en esta etapa, se puede medir en el número de zonas nuevas, de sitios, y rocas localizadas en la zona centro oriental del pais (altiplano cundiboyacense) . A esta primera etapa corresponden igualmente los primeros trabajos etnográficos y etnohistóricos, derivados del estudio de la crónica de indias y de los documentos producidos en trabajo de campo en tradición oral. Desde el comienzo mismo del trabajo, se pudo observar en cada zona la desproporción entre lo encontrado y los textos publicados con las interpretaciones derivadas de estas primeras aproximaciones del siglo XIX y comienzos del XX (Triana 1922, Cabrera Ortiz 1940-70, Nuñez Jiménez. Pérez de Barradas, Müller/Borda). Del mismo modo se pudo constatar que existían sistemas complejos de percepción campesina, que para esta época se consideraron esenciales en el estudio de las tradiciones estéticas.


Durante estos quince años fue posible encontrar en Suacha, Bosa, Sibaté, Facatativá (municipios del altiplano cundiboyacense) un número significativo de zonas nuevas y de rocas, algunas que se suponían destruidas (Cabrera Ortiz, 1970). Más de 800 rocas fueron reseñadas. Se hacen las primeras documentaciones gráficas y cartográficas y se diseñan las primeras fichas. Algunas de estas rocas han desaparecido con el proceso de urbanización. Afortunadamente, desde esta época se realizaron trabajos de registro y finalmente podemos tener una imagen menos precaria de la zona.
Se desarollaron las primeras formulaciones sobre el valor de la historia de la investigacion (nacional), los criterios teóricos de las tradiciones estéticas en Europa y las influencias en América con algunos resultados polémicos.